Beber café favorece la persuasión

Según un artículo de New Scientist, el café mañanero podría ayudarnos a ser más tolerantes con las opiniones de los demás. Anteriormente se ha demostrado que el consumo de cafeína mejora la capacidad de atención y aumenta la actividad cerebral (la dosis recomendada está en unas dos tazas de café).

La Universidad de Queensland en Brisbane, Australia, publicó un estudio que sugiere que ingerir determinadas dosis de café favorece la persuasión, por lo que resulta más fácil convencernos de “algo” con argumentos contrarios a los nuestros. Esto, supuestamente, es así porque la cafeína mejora nuestro rendimiento cerebral y procesamos mejor las opiniones de los demás. 

¿Estás de acuerdo?

Antes de responder, lee lo que viene a continuación y a ver si sigues pensando lo mismo 🙂

El equipo de la Universidad realizó un experimento donde participaron 150 voluntarios, a los cuales se les preguntó una serie de cuestion516706_400es relacionadas con determinados asuntos médicos.

A algunos de ellos se les dio una bebida de naranja con 200mg de cafeína y al resto de participantes se les ofreció una bebida sin el compuesto. Transcurridos 40 minutos, tiempo en que la cafeína produce su mayor efecto, los voluntarios leían argumentos contrarios a los suyos.

Para verificar que el motivo real de que la cafeína favorece la persuasión es el aumento del rendimiento o bien la mejora del estado anímico, los científicos introdujeron en el experimento una serie de actividades, como tachar la letra “O” de todo un texto o distinguir tonos graves de agudos al escuchar música con auriculares, mientras se leían las opiniones de otros.

Finalmente, se observó que los participantes que habían bebido café cambiaban más fácilmente de opinión y, en cambio,  los voluntarios que se distraían con las actividades se mantenían fieles a sus ideas.

Dicho resultado, según los autores del estudio, respalda la idea de que el motivo se encuentra en un mejor rendimiento cerebral y no por estar de mejor humor, ya que los participantes eran más propensos a cambiar de parecer cuando podían concentrarse y prestar atención a lo que estaban leyendo.

Así que si esta mañana tienes una reunión y te conviene ser open-minded, tómate una buena taza de café y a reconsiderar otras opiniones 😉

Fuente: New Scientist

No Comments

Post A Comment