17
May

El café, un producto saludable para evitar la diabetes

Esta bebida tiene un efecto protector por su contenido de fibra para el control de los niveles de azúcar

Estudios recientes desmontan algunas leyendas negras sobre el café. Y es que entre tres y cuatro tazas al día de este producto pueden prevenir la diabetes tipo 2, algunos tipos de cáncer y enfermedades degenerativas. En España estamos acostumbrados a tomar el torrefacto, pero el natural es mucho más saludable.

LA_RAZON_404319_009SES18FOT3

La diabetes es una enfermedad que se caracteriza por producir insuficiente insulina o bien, porque el organismo no puede aprovechar la insulina producida para el control de azúcar o glucosa en sangre. En cualquiera de las dos situaciones, el resultado es una elevación en los niveles de glucosa, que a largo plazo, ocasiona complicaciones como: enfermedad cardiovascular, renal, ceguera, etc.

La diabetes generalmente se clasifica en dos grupos: diabetes mellitus tipo 1 y diabetes mellitus tipo 2. Sin embargo, el tratamiento para atenderlas suele ser distinto debido a las características que presentan cada una de ellas.

Hablando de la diabetes mellitus  tipo 2;  se presenta cuando el organismo tiene resistencia a la insulina, es decir, el cuerpo todavía produce su propia insulina, sin embargo, esta insulina no es suficiente para satisfacer las necesidades del cuerpo o el cuerpo no responde adecuadamente a esta, por lo que no puede integrarse la glucosa a las células. Si la glucosa no es utilizada por las células, se acumula en sangre y, en niveles anormalmente altos, a largo plazo podría ocasionar daño macro y micro vascular.   Este tipo de diabetes está asociada a malos hábitos de  alimentación y ausencia o poca actividad física.

Por eso la prevención de este padecimiento es fundamental, a través del cuidado de tu salud integrando hábitos de vida saludable como lo es una dieta correcta, que incluya la ingesta de antioxidantes,  y la práctica de actividad física constante.

El café y la diabetes…

En cuanto a la dieta, se ha sugerido que la ingestión de granos enteros puede tener un efecto protector por su contenido en fibra para el control de los niveles altos de azúcar en sangre. Otra acción preventiva la constituye el consumo de café, ya que se  ha demostrado que beber una mayor cantidad de café está asociado con un menor riesgo de padecer diabetes mellitus  tipo 2.

Por ejemplo, se ha mencionado que las personas que consumen 4 tazas de café por día, reducen significativamente el riesgo de  padecerla en comparación con aquellos que consumen poco café. También se ha visto que los consumidores habituales de café, al evaluar sus hábitos alimentarios, tenían 22% menos posibilidades de desarrollar diabetes mellitus  tipo 2. Esto se debe a que el café contiene cafeína, minerales y ácido clorogénico, un tipo de antioxidante perteneciente a los flavonoides, que retrasa la absorción de azúcar, imposibilitando la producción masiva de glucosa.

A partir de estos descubrimientos, se ha intensificado la investigación sobre las propiedades del café y se ha encontrado que también el café descafeinado puede conferir beneficios similares o incluso mejores, ya que bebiendo 2 tazas de café descafeinado por día, se reduce significativamente uno de los compuestos asociados con la resistencia a la insulina y la diabetes, en comparación con el efecto de las 4 tazas de café regular  y otros  hallazgos al respecto de  los consumidores de café regular.

Comments ( 0 )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *