Los time cafés, donde pagas por el tiempo

¿Te imaginas entrar en una cafetería y pagar según el tiempo que pasas en el local y no por lo que consumes? La verdad, no hace falta que pienses demasiado porque hace pocas semanas ha llegado el primer time café de Cataluña, donde los clientes pagan por los minutos que están allí. El establecimiento se encuentra en Barcelona, concretamente, junto a la Sagrada Familia.

Los productos que ofrece el Tactic Time Cafe– cafés, tés, bebidas sin alcohol y pastas – son totalmente gratuitos y no hay un límite de consumición. Este estilo de self-service permite que los clientes paguen por el tiempo, además, el mismo recinto ofrece red wifi, juegos de mesa, proyecciones de películas, libros y ordenadores portátiles para disfrutar del tiempo libre o bien conseguir aquel rincón, que necesitas, para trabajar.

Esta nueva idea surge en Rusia. En el 2010 un escritor abrió un establecimiento, denominado Tree House, que al principio funcionaba a través de donaciones y después los clientes pagaban en función del tiempo que pasaban en el local. Esta alternativa al modelo de cafetería tradicional se conoce bajo el nombre de Ziferblat – palabra rusa que significa esfera del reloj – y ha llegado a implantarse en todo el país, así como también, ha aterrizado en París e Inglaterra.

El Tactic Time Cafe no tiene un límite de tiempo. Cada minuto se paga a 6 céntimos, así que si quieres estar una hora tendrás que pagar 3,60€. Lo mejor de todo es que los clientes pagan por un máximo de 3 horas, a partir de entonces no se paga ni un céntimo más. Para controlar el tiempo, que cada uno pasa en el local, se entrega un ticket con la hora de llegada y en el momento de irse se calcula el tiempo.

Según los responsables de los diferentes locales time cafés, de momento, no se han encontrado ningún caso donde el cliente se aproveche consumiendo el máximo de comida y de bebidas en el mínimo tiempo posible. Este nuevo concepto de cafetería está destinado a aquella personas que quieran relajarse con amigos o familiares, o bien quieran trabajar tranquilamente sin la obligación de consumir.

El gran qué se encuentra en convencer a la gente de las ventajas de pagar por minutos. Y tú, ¿estás preparado para hacerlo?

 

Fuente: Diari ARA

No Comments

Post A Comment