Hay personas para todos los gustos. Quienes beben café solo, con leche e, incluso, gente que ni tan siquiera añade azúcar. De hecho, cuando haces una cata de café, debe tomarse sin añadidos que alteren el sabor original. Pero como no estamos en una cata si quieres...