Galletas de Navidad para endulzar las fiestas

Aún faltan unas semanas para la Navidad, pero el ambiente festivo ya se respira desde hace días. Frío, luces de colores, turrón, compras… Todos se empiezan a preparar para la época navideña. Por eso, compartimos con vosotros una receta para cocinar unas buenas y bonitas galletas de Navidad de mantequilla, para acompañar las sobremesas familiares y para hacer una actividad divertida con los más pequeños de la casa.

¿Qué necesitamos?

– 250 g de mantequilla

– 250 g de azúcar blanco

– 500 g de harina de rebostería

– 1 huevo

– 2 cucharaditas de esencia de vainilla

– Leche (opcional)

Para hacer la masa de las galletas…

1. Empezamos batiendo la mantequilla y el azúcar. A continuación, añadimos el huevo y la vainilla, vigilando que todo quede bien mezclado. Es la hora de añadir la harina progresivamente a cucharadas. La masa se irá haciendo más seca y compacta.

2. En caso que la masa esté muy desmigada, podemos añadir un poco de leche. Una vez a punto, formamos dos bolas con la masa. Las alisamos un poco y las cubrimos con papel film para refrigerarlas durante 15 minutos.

Damos forma a las galletas…

3. Con la ayuda de un rodillo, estiramos la masa hasta que tenga unos 4 o 5 mm de grosor. Es recomendable hacerlo sobre papel vegetal. A continuación, volvemos a tapar las láminas y las dejamos en la nevera durante 1 hora. El frío hará que la masa se endurezca y nos será más fácil cortar las galletas.

4. Después de este tiempo cortamos la masa, utilizando cortadores con las formas navideñas que deseemos. Es recomendable volverlas a poner en frío durante 10 minutos.

¡Y en el horno!

5. Precalentamos el horno a 180ºC arriba y abajo. Colocamos papel vegetal en la bandeja del horno y repartimos las galletas, dejando un poco de espacio entre ellas. Las dejamos en el horno durante 12 minutos, hasta que los bordes empiecen a dorarse un poco. Para sacarlas de la bandeja, es recomendable utilizar una espátula, así evitaremos que se rompan.

6. Es necesario esperar que se enfríen antes de guardarlas o decorarlas.

Es el momento de las decoraciones

7. Las galletas se decoran con glaseado real. Se trata de una preparación con azúcar, agua y clara de huevo. Una vez seco, el glaseado queda duro y con un acabado resistente. Su color original es el blanco, pero se puede obtener cualquier color con colorantes en gel o pasta.

8. Las galletas también se pueden decorar con fondant, que es mucho más accesible para los pequeños.

9. Otra opción para decorar las galletas, es con un poco de azúcar mezclado con canela, o bien con hilos de chocolate blanco o negro.

¿Qué es necesario tener en cuenta?

– Los recortes de masa que nos sobren después de cortar las galletas, se pueden volver a utilizar para hacer más.

– Para que el horneado de las galletas sea uniforme, tenemos que hacer tandas de galletas de medidas semejantes.

– Si hacemos varias tandas de galletas y no disponemos de dos bandejas, es necesario dejarla fría por completo entre tanda y tanda.

– La masa de las galletas se seca fácilmente. Por eso, es necesario cubrirla con papel de horno o film cuando esté en la nevera.

No Comments

Post A Comment