Las recetas de te helado para combatir el calor

El calor aprieta y, por fin, ¡llega el verano! Lo mejor para refrescarnos es una bebida bien fría y, a la vez, nutritiva: el te. Además de los beneficios para nuestra salud, el te nos permite experimentar con una amplia variedad de sabores. Compartimos contigo algunas ideas deliciosas y originales para que las puedas disfrutar en los momentos más calurosos.

TE HELADO CON LIMÓN Y MENTA

¿Qué necesitas? Te verde o te de menta, miel o estevia, agua, hojas de menta fresca, zumo de limón, gel y jengibre (opcional). ¿Cómo lo puedes preparar? Dentro de una olla con agua hirviendo, añadimos zumo de limón, hojas de menta y el te ya preparado. También puedes añadir jengibre. Lo calentamos a fuego lento durante 2 minutos, lo endulzamos al gusto y lo dejamos enfriar. Finalmente, añadimos el hielo y una rodaja de limón.

TE HELADO CON LECHE DE ALMENDRAS

¿Qué necesitas? Te chai, leche de almendras, hielo y agua. ¿Cómo lo puedes preparar? ¡Es muy fácil! Preparamos el te y, cuando esté frío, le añadimos la leche de almendras, juntamente con el hielo. ¡Listo para disfrutarlo bien fresco!

TE HELADO DE MELOCOTÓN Y NARANJA

¿Qué necesitas? Te negro, zumo de melocotón y de naranja, miel o estevia, agua y hielo. ¿Cómo lo puedes preparar? Preparamos el te negro y le añadimos el zumo de melocotón y de naranja. Si el zumo es natural, ¡mejor!. Lo dejamos unos minutos y le añadimos el hielo con una rodaja de naranja.

TE HELADO DE LAVANDA

¿Qué necesitas? Te verde, ramas de lavanda, miel o estevia, agua y hielo. ¿Cómo lo puedes preparar? Dejamos las ramas de lavanda en agua tibia y, cuando haya adquirido el sabor, lo mezclamos con el te verde ya preparado y agua caliente. Lo dejamos un rato y añadimos el hielo. ¡Ya lo podemos beber!

TE HELADO DE MELÓN

¿Qué necesitas? Te verde, zumo de limón, zumo de melón, miel o estevia, hielo y agua. ¿Cómo lo puedes preparar? Preparamos el te verde y le añadimos el zumo de limón y de melón. Lo dejamos un rato y, una vez enfriado, le añadimos el hielo y una rodaja de limón.

No olvides estos aspectos básicos a la hora de preparar tu te helado:

– Si  dejamos las bolsitas de te más de 2 minutos, la bebida tendrá un sabor amargo.
– Evita los azucares refinados.
– No utilizar agua a más de 80 grados
– Siempre es mejor dejar enfriar el te a temperatura ambiente y no en la nevera.

No Comments

Post A Comment