Chocolate y café, una combinación irresistible

¿No te has preguntado nunca por qué en muchas cafeterías sirven el café acompañado de una chocolatina? Si hay un maridaje perfecto, una pareja que se entienda a la perfección, es la combinación que forman el chocolate y el café . El sabor de cada sorbo o mordisco se potenciará, pero la mezcla también tiene un efecto estimulante para el cerebro. El chocolate es un estimulante natural con substancias que nos producen la sensación de felicidad. Y el café tiene múltiples beneficios para nuestro organismo. Si quieres que la experiencia de tomarlos juntos sea deliciosa, ¡atento/a a las siguientes propuestas!

Café cortado y chocolate negro suave con almendras/avellanas. Los frutos secos le dan un toque crujiente, mientras que la poca leche del cortado encaja bien con un chocolate negro y suave.

Espresso y chocolate negro 70%. ¡Para los paladares más intensos! Si quieres dar otra vuelta a esta fusión, puedes añadir una pequeña dosis de lico afrutado. O, directamente, unas trufas rellenas de licor.

Café americano con brownie. El café más largo permite maridarse con sabores más dulces, como un postre lleno de aroma como el brownie o bien cremoso como el tiramisú.

Capuccino con galletas. Es una buena opción para merenadr. La leche disimula los sabores intensos, por lo que es recomendable acompañar el capuccino con chocolatinas suaves o de toques afrutados, como también con galletas clásicas o de chips de chocolate.

Ristretto con chocolate negro a la sal. El ristretto es corto y concentrado. Por lo tanto, muy intenso. ¿Qué papel juega la sal? En un chocolate con mucho cacao, la sal da una sensación fresca al paladar.

Latte con chocolate 90-99%. El chocolate más amargo no gusta a todo el mundo, pero un café latte suave y aromático puede aliviar la intensidad.

Café cortado descafeinado con chocolate blanco. ¡Es la opción más dulce! También puedes añadir un toque salado con pistachos o el ácido del mango.

¡Una explosión de sabores!

No Comments

Post A Comment